Más de 19,000 privados de libertad recibieron atención médica, informa INP

El INP ha comprado medicamentos para garantizar el tratamiento y la Sesal también entrega medicamentos a través de las regionales sanitarias.


Tegucigalpa.-  Un total de 19,897 personas privadas de libertad recibieron atención médica durante el mes de agosto en los diferentes centros penitenciarios y anexos a nivel nacional, informó la Unidad de Salud del Instituto Nacional Penitenciario.

Para mejorar la atención de la población penitenciaria, se ha contratado a unos 120 profesionales en distintas áreas de la medicina los cuales han sido distribuidos en los establecimientos a nivel nacional, asimismo, se han realizado intervenciones sanitarias en conjunto con la Secretaria de Salud (Sesal).

Se han realizado jornadas odontológicas, de vacunación, desparasitación y entrega de vitaminas, con principal atención a las personas de la tercera edad y con diferentes patologías, esto con la finalidad de evitar complicaciones en estado de salud a través del fortalecimiento de su sistema inmunológico.

Los médicos explicaron, que en agosto se superó la cifra de atenciones brindadas a la misma fecha del mes de julio que fueron 16,432, teniendo como prioridad pacientes crónicos, tercera edad y los contagiados con el virus covid-19, hasta ahora se cuenta con una tasa de recuperación de 83.2, esto representa que 1,407 contagiados se recuperaron de un total de 1,691, quedando pendientes 284 casos.

Nuevo modelo

Actualmente, se implementa una nueva metodología para llevar un mejor control sobre el estado de salud de la población en privación de libertad, teniendo como centro piloto la Penitenciaria Nacional de Támara en donde a diario se atienden entre 250 y 300 personas.

Se explicó, que en el área de Consulta Externa de manera programada y coordinada se recibe entre 150 y 200 privados de libertad (de un solo módulo), asimismo, otro equipo de médicos, a diario visita un módulo para detectar personas con algún tipo de sintomatología y de ser necesario son remitidos a hospitales para que reciben atención en alguna especialidad.

“De esta manera, ya no es el coordinador del módulo quien envía el listado de las personas que deben ser llevado a la clínica penitenciaria, es el mismo personal médico el que hace la remisión, esto ha permitido dar una atención personalizada y prioritaria, evitando que sufran de alguna complicación”, afirmaron.

Mencionaron, que en Támara se cuenta con un laboratorio que permite realizar análisis de sanguíneos teniendo los resultados de hemogramas de forma inmediata, conociendo el estado del sistema inmunológico de cada privado de libertad y así brindarle el tratamiento necesario e indicado.

Las atenciones

Implementando el nuevo modelo de salud, en el mes de agosto en la Penitenciaria Nacional de Támara se brindaron 5,897 atenciones médicas tanto en el área de Consulta Externa como las que se ofrecen en cada uno de los módulos, realizando una labor de atención preventiva evitando decaimiento en la salud de los internos. Este proyecto piloto se extenderá a los centros penitenciarios regionales.

“Lo que pretendemos es evaluar la parte física, psicológica, psiquiátrica, emocional y extendernos hacía lo moral y espiritual para poder brindarles una atención tratamiento integral en todos los aspectos”, explicó uno de los

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.