El Cádiz del Choco Lozano firma una gesta en San Mamés con nueve

Lozano dio el primer aviso con un disparo de Lozano desde fuera del área. Poco después, el hondureño se trabajó el 0-1, que no le contará en las estadísticas, pero que fue todo mérito suyo.


El Cádiz logró algo más que tres puntos en San Mamés. Una victoria casi épica que supone además dar un golpe sobre la mesa en su retorno a Primera. Un aviso de que este equipo, que durante buena parte de la pasada campaña dominó con puño de hierro en Segunda, no llega de paseo a la máxima categoría. Durante la primera parte pareció conformarse con el empate y en la segunda, cuando más se le puso cuesta arriba el compromiso, se llevó los tres puntos.

Buena parte de culpa también la tuvo el Athletic, que no acabó de descifrar lo que necesitaba el partido. En los primeros 45 minutos, con un rival que esperaba, fue incapaz de mover el balón con velocidad para encontrar los huecos. En la segunda, con superioridad desde el minuto 48 cuando Akapo vio la roja, se le vio aún más impotente. Mucho necesitan mejorar los de Garitano.

 

La expulsión de Akapo activó un partido que había sido muy soso, sin apenas llegadas a las áreas. Ya con 10, Lozano dio el primer aviso con un disparo de Lozano desde fuera del área. Poco después, el hondureño se trabajó el 0-1, que no le contará en las estadísticas, pero que fue todo mérito suyo. Cogió un balón en el centro del campo, llegó al área, se fue de Unai Núñez y sirvió al centro para que otro Unai, López, se hiciese el autogol.

 

Un tanto que provocó la reacción rojiblanca, que se topó con un remate a la escuadra de Williams y con un paradón de Ledesma -notable debut el suyo- a Iñigo Martínez. Un empuje que con la grada llena seguro que habría empujado más al equipo, pero que sin público se quedó en nada.

 

Álvaro Cervera movió el banquillo para dar aire el ataque con la salida de Salvi, Alejo y Negredo, pero este último, el más experimentado, apenas duró nueve minutos en el campo, lo que tardó en ver dos amarillas. Otro contratiempo para los amarillos, que aun así mantuvieron su orden y bastante frescura en las piernas para conceder pocas ocasiones. El Athletic siguió sin encontrar el juego y alargó su agonía en San Mamés.

 

(La Marca)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.